Celebrity Skin

mycelebrityskin.blogspot.com · Jul 21, 2016

YOSO PRO, la tecnología iónica de cuidado de la piel que adoran las japonesas




En Asia siempre van un paso por delante del resto del mundo en cuidado de la piel. La piel de porcelana de las japonesas no se debe únicamente a una alimentación sanísma y una genética envidiable, también ayuda a lucir una piel de porcelana una estricta rutina de cuidado diario de la piel.
Llevo más de dos años fascinada por los dispositivos faciales con tecnología iónica que causan furor entre las asiáticas, de tanto ver a Youtubers y Bloggers japonesas que hablaban maravillas de ellos no podía más que estar deseando probarlos, y qué mejor forma que de la mano de mi obsesión primigenia, los dispositivos de la firma japonesa Maxell. Si queréis saber más sobre YOSO PRO de Maxell y mi experiencia (y manual de uso), solo tenéis que seguir leyendo.
El cuidado de la piel basado en iones que ha revolucionado Asia

YOSO PRO de Maxell es un dispositivo único en el mercado, que cuenta con tres pasos para el cuidado de la piel con una tecnología a base de iones: Limpieza, hidratación y revitalización de la piel.
No es un cepillo de limpieza facial como los que conocemos, es un concepto diferente muy respetuoso con la piel y que se basa en los principios de la tecnología iónica. ¿Qué tiene de diferente? Pues en primer lugar no tiene un cabezal de cepillo, cuenta con una placa de titanio suave y comenzamos a utilizarlo con la piel ya limpia. En segundo lugar la tecnología iónica lo que hace es utilizar las cargas positivas y negativas para limpiar la piel en profundidad e hidratarla según el modo que elijamos.
¿Qué es lo que hace Yoso Pro por la piel?
Como es decía antes cuando comenzamos a usar el dispositivo ya habremos realizado nuestros pasos de limpieza facial retirando impurezas y restos de maquillaje. Es ese el momento en el que seguimos con nuestra rutina facial pero incorporamos YOSO PRO para conseguir los mejores resultados. El dispositivo cuenta con una placa de titanio también en el mango para que al agarrarlo y hacer contacto en el rostro con el cabezal frontal se active, de forma positiva o negativa, según la modalidad que elijas. Si no hay contacto con la piel en alguna de las dos placas de titanio (la mano o el rostro) el dispositivo se para.



Primer Paso: Limpieza
Una vez tenemos la piel limpia con nuestros dos pasos de limpieza facial (o uno si decidís utilizar el dispositivo por la mañana o por la noche si no os habéis maquillado), cogeríamos nuestro dispositivo iónico y terminaríamos de hacer una limpieza profunda de la piel gracias a su carga positiva. Lo que hace este modo es atrapar las impurezas que se acumulan en la parte más profunda de los poros como si de un imán se tratara, limpiando y minimizando poros.
Para este primer paso hay que poner un disco de algodón en el cabezal, que sujetaríamos con un aro de plástico que adjunta el dispositivo en su caja, y lo empaparíamos o bien con un limpiador (que no sea en aceite porque si son espesos cortan el circuito natural entre la piel y el dispositivo), o bien un tónico.
Yo lo he utilizado con jabón, con agua micelar y con tónico, me gusta más utilizarlo con tónico porque, como os comentaba antes, ya tenemos la piel limpia antes de utilizar el dispositivo así que termino de limpiarla, equilibrar el pH y tonificarla con este paso.



El modo limpieza, como el modo hidratación y el de revitalización, tiene 3 niveles de uso, bajo, medio y alto, dependiendo de la sensibilidad de la piel. Yo siempre lo utilizo en modo Low (bajo) porque mi piel es muy sensible, y aún así los resultados son visibles.
El tiempo que tienen programados los 3 modos es de 5 minutos, es bastante tiempo, al principio sí que lo utilicé hasta agotar todos los tiempos, ahora sí que sigo haciendo los 5 minutos de limpieza pero el de hidratación lo acorto un poco, dejándolo unos 2 o 3 minutos dependiendo de la textura que esté utilizando para hidratar.
Segundo Paso: Hidratación
Una vez tenemos nuestra piel limpísima comenzamos la rutina facial de hidratación. Gracias a la carga negativa de este modo favorece una mayor penetración del producto potenciando así la hidratación y los beneficios de los principios activos del tratamiento.
Este paso se puede hacer con o sin algodón dependiendo de la textura del producto que utilicemos. Por ejemplo, un sérum, gel o loción hidratante no necesitarían algodón sino que se utilizaría directamente el cabezal de titanio sobre la piel para trabajar el producto, en la frente con pases verticales hacia arriba y en el resto del rostro del centro de la cara hacia afuera con movimientos ascendentes. Un producto hidratante transparente y ligero sí que necesitaría del uso del algodón en el cabezal.

Yo siempre utilizo este modo sin algodón y para aplicar un sérum, el cabezal de titanio es muy suave y es muy agradable de utilizar. Después utilizaría, o bien las manos para extender mi crema hidratante, o bien el modo 3 del dispositivo para potenciar los efectos de esta.

Tercer Paso: Revitalización
El tercer paso sería potenciar el efecto de la crema hidratante o de las mascarillas tipo careta o sheet mask (las asiáticas se las ponen después de hidratar la piel, como último paso o en los últimos pasos de la rutina). No es necesario en este modo el empleo de un disco de algodón sino que se aplicaría la crema por todo el rostro y pasaríamos el dispositivo sobre ella o, en el caso de la mascarilla, se pasaría sobre la careta para potenciar sus efectos.
En este paso la carga del dispositivo va alternándose en negativa y positiva. Esa bipolaridad produce una rotación del electrodo que hace que la piel consiga un extra de hidratación y los efectos de los productos de belleza se multipliquen.

No es necesario hacer cada día los 3 pasos, yo hago dos de ellos (siempre antes de acostarme), la limpieza y la hidratación, y una vez por semana utilizo el modo 3 de revitalización (o boost). De hecho se puede optar por hacer únicamente el paso de hidratación para que penetre mejor nuestro tratamiento y no hacer ningún paso más, hacer los tres o hacer dos, cada piel y cada usuario decide que es lo mejor para su piel y puede ir cogiendo una rutina similar diaria o bien ir alternando.
Lo que yo he notado utilizando YOSO PRO es una piel más limpia, más suave y más hidratada y tonificada, como cuando sales de un tratamiento de cabina profesional. Los primeros días sí que note la piel enrojecida al estar tantos minutos con cada modo, sin embargo ahora me deja la piel fenomenal, mi piel es extremadamente sensible y frágil, con brotes de dermatitis, y suele enrojecerse enseguida. Mi modo favorito es el de limpieza, aunque sí que es verdad que se nota un extra de hidratación con el modo 2 y el modo 3 es un gran potenciador de los efectos de las mascarillas (yo solo he utilizado con este dispositivo las de careta hidratantes).


Su precio es de 189,99€ y la caja cuenta con el dispositivo, 2 aros para sujetar los discos de algodón, una base que sirve como apoyo al dispositivo (tanto poniéndolo hacia abajo como hacia arriba) y que además guarda los anillos de sujeción, y un cargador. Se puede adquirir directamente desde la página web de Yoso. Echad un vistazo a la web porque tienen productos muy interesantes.
Os dejo un vídeo de presentación del dispositivo para que podáis poner una imagen más clara a mis palabras:




Un dispositivo no abrasivo, tres en uno y con una tecnología innovadora propia de centros de estética, no es de extrañar que las japonesas hayan caído rendidas a sus encantos. Para mí es un bombazo en cuidado de la piel y, si sois tan adictas como yo al cuidado facial, os va a enamorar.

Fotos| Maxell / Shutterstock
¿Qué os parece esta tecnología japonesa? ¿No es un paso más allá en el cuidado de la piel en casa?

View original
  • Love
  • Save
    Forgot Password?
    Add a blog to Bloglovin’
    Enter the full blog address (e.g. https://www.fashionsquad.com)
    We're working on your request. This will take just a minute...