Mami Glammy

mamiglammy.com · Nov 11, 2018

¡Nos perdimos en un laberinto de maíz!

Laberinto de maíz: ¡qué cosa más divertida! Yo no sabía lo que era un laberinto de maíz, hasta que me llegó un correo electrónico de Chevrolet. En él me invitaban a que fuera con mi familia en la camioneta Equinox a visitar un laberinto de maíz, de los que están al norte de Florida. Como en Miami no tenemos mucho otoño, me pareció una idea muy atractiva. Así que nos dispusimos a planear nuestro viaje con los niños.

Ya el año pasado Chevrolet nos había prestado una camioneta. Así es que ahora decidimos visitar el laberinto de maíz de la Sykes Family Farm que está cerca de San Agustín. Lo que parecía que iba a ser una actividad muy sencilla que nos tomaría sólo unas cuantas horas nos sorprendió por completo.

No sólo la granja era preciosa, sino que nos encontramos con muchísimas actividades para toda la familia. El laberinto de maíz fue sólo una de las muchísimas cosas divertidas que nos encontramos en la granja, que por cierto es preciosa para fotografías otoñales.

Un laberinto de maíz a cuatro horas de Miami

A sólo cuatro horas de Miami, pudimos disfrutar de un clima mucho más fresco y sacar nuestra ropa de invierno. Tanto Cristina, que ya tiene 7 años, como Guillermo, de 3, disfrutaron muchísimo del paseo.

Gracias a las pistas que nos dieron, y que fuimos siguiendo una a una, pudimos recorrer el laberinto de maíz. Fue una actividad que realmente disfrutamos todos juntos en familia y que nos dio la oportunidad de convivir de una manera diferente.

Viajando seguros con la Equinox

Realmente es raro que salgamos de Miami los fines de semana. Es más, por lo general solemos quedarnos en Key Biscayne. Ahí, descansamos en casa o simplemente vamos a la playa. Pero gracias a la Equinox, de Chevrolet, que es súper espaciosa y tiene un tablero central integrado, nuestro viaje fue de lo más cómodo. Y sí, tenemos que aceptar que parte de la emoción era conducir esa flamante camioneta blanca que tiene la más alta tecnología en seguridad. La Equinox puede detectar y prevenir posibles riesgos en el camino, para sentir seguridad cada vez que te sientas detrás del volante.

  • Los faros delanteros Intellibeam: enciende automáticamente las luces altas cuando se necesitan bajo determinadas condiciones. Vuelve a las luces bajas cuando se detecta un vehículo frente a ti.
  • El asiento con alerta de seguridad: tiene la opción de configurar las alertas de seguridad con vibraciones direccionales de la base del asiento.
  • La visión envolvente de alta definición: te da una vista virtual desde arriba en la pantalla táctil de 8 pulgadas en diagonal. Y te ayuda a estacionar y evitar objetos cercanos al maniobrar a bajas velocidades.

¡No te pierdas en la carretera!

Podrás perderte en un laberinto de maíz, pero en la Chevy Equinox, ¡jamás! Su sistema de GPS integrado al tablero tiene de todo. En un laberinto de maíz es divertido perderse. Pero en la carretera o en un lugar que no conoces, ten por seguro que no lo disfrutarás.

Cristina y Guillermo sí que disfrutaron “perdiéndose” entre el maíz. Juntos intentamos encontrar el camino, gracias a las pistas que nos dieron al inicio del laberinto.

La actividad fue realmente divertida. Pero vale mencionar que el panorama resultó de lo más hermoso. El cielo otoñal combinado con los campos de maíz del norte de Florida es bellísimo.

¡Sus caritas no tienen precio!

Los niños tuvieron la oportunidad también de subirse a un trenecito jalado por un tractor. Ver sus caritas de felicidad fue algo que realmente valió la pena.

Y después de habernos perdido en el laberinto de maíz hicimos una pausa. En la granja había todo tipo de golosinas de feria para disfrutar. Cristina y Guillermo optaron por un riquísimo raspado con los colores del arcoíris.

El haber viajado por dos días, nos dio la oportunidad de pasar más tiempo juntos en familia. Pero también de salirnos de lo cotidiano y de nuestras actividades comunes de Miami.

Otra de las actividades divertidísimas que tenía la granja eran estos enormes cilindros en los que jugamos a ser hamsters por unos minutos. ¡Fue tan divertido!

Cristina aprovechó también para posar entre el maíz. A sus 7 años ya es toda una preadolescente que quiere posar y ver inmediatamente el resultado.

Y yo me divertí muchísimo viéndola jugar adentro de una alberca llena de granos de maíz del mismísimo color de su cabello.

Fue sólo de viernes a sábado, pero fue un viaje en el que tuvimos tiempo para convivir y crear esos recuerdos familiares que nos acompañarán toda la vida.

¡Gracias, Chevy Equinox!

The post ¡Nos perdimos en un laberinto de maíz!
appeared first on Mami Glammy.

View original
  • Love
  • Save
    Forgot Password?
    Add a blog to Bloglovin’
    Enter the full blog address (e.g. https://www.fashionsquad.com)
    We're working on your request. This will take just a minute...